Con fútbol y con garra a la final del mundial

Argentina venció 3 a 0 a Croacia en la semifinal del mundial, con un gol de Messi y dos de Julián Álvarez le dieron la victoria a la selección y jugará la final el 18 de diciembre contra Francia o Marruecos.

Lionel Messi celebra, toda la Argentina se ilusiona - Crédito: Reuters

El partido muy trabado con una argentina que salió a ser protagonista del juego pero que no podía hacerlo, Croacia tomaba la pelota, pero no podía hacer una jugada de peligro.

Argentina comenzó a afianzarse en el partido a soltar a los mediocampistas, el partido se luchaba más que lo que se jugaba.

Pasada la media hora de juego apareció Enzo Fernández que vio picar a Julián Álvarez y lo habilitó con un excelente pase en profundidad, el cordobés definía bien, el arquero lo embiste y el defensor en la línea la saca, pero el árbitro cobraba penal y amonestación para el arquero.

Lionel Messi se hacía cargo del penal y con un remate violento lo cambiaba por gol. El diez estaba metiendo a la selección en la final del mundo.

Rápidamente Croacia intento rehacerse del gol presionando alto, colocando centros pero así regalaba muchos espacios en el fondo y se les notaba el cansancio.

Llegando al final del primer tiempo un centro de Croacia terminaba en un despeje hacia Julián Álvarez y el ex River, en una corrida de todos los tiempos, iba para Adelante y se llevó todo croata por delante, trabando cada pelota y confiando en su potencia y con un toque sutil tras un rebote rápidamente ponía el 2 a 0 tranquilizador para argentina.

Con un gran partido argentino se iban con esa victoria al entretiempo y salieron a jugar el segundo de la misma manera.

Croacia salió decidido en el segundo tiempo, rápidamente hicieron cambios entro otro delantero centro, pero los defensores argentinos no dejaban centrar cómodos a los croatas y los centros fueron todos contenidos por “Dibu” Martínez, sin embargo, complicaba un poco argentina y Scaloni saco a paredes, cambio el esquema, entro Lisandro Martínez y argentina fue mucho más sólido defensivamente y los delanteros y mediocampistas tenían mucho espacio.

Messi con el resto que le quedaba y con alguna molestia seguía jugando y corriendo de excelente manera, cada vez con más lugar y más participación tenía sus chances con un disparo que contenía Livakovic.

Luego de eso la argentina fue muy superior y una gran jugada individual del 10 que rompía la cintura de Gvardiol y con un centro atrás y un remate nuevamente de Julián Álvarez sellaba la goleada, el partido y la clasificación a la final del mundo.

Desde allí la selección planchó el partido, se defendió con la pelota estuvo muy cerca del cuarto gol con el ingreso de Paulo Dybala que dejó solo a Alexis Mac Allister que definía de bolea y pasaba apenas desviado.

El partido ya estaba liquidado algún centro desde la derecha fue peligroso para el arquero argentino pero ningún croata llegaba a conectar, también intentaban con la media distancia, pero ningún tiro fue problema para Emiliano “Dibu” Martínez.

La argentina ganó jugando su mejor segundo tiempo en un mundial, con tranquilidad, con goles, garra y buen fútbol. A la final del mundo, otra más y otra final para Lionel Messi que llegó a los 5 goles y 3 asistencias en el mundial, el mejor de la historia en busca de la gloria eterna, y así, el Campeón de América en la final del Mundial de Qatar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *